Ndiawar Seck • El alma de Senegal vive en España

“Los tambores hablan. Transmiten mensajes. Siempre lo han hecho”. “Con ellos se llama al curandero, se anuncia el nacimiento de un niño o se advierte de un peligro. Cada ritmo es una señal”.

Quien así habla es Ndiawar Seck, creador del grupo “Tambours du Ndiambour”, así como de “Tambours Magiques du Senegal”. Artista, músico, escritor, humanista… y como su padre, Mbol Seck, que fue durante años el tambor mayor de Louga y uno de los más grandes percusionistas que ha dado Senegal, o como su abuelo y todos sus ancestros, también un griot.

Los griot son la casta senegalesa encargada de guardar en su memoria la historia de las familias africanas, y de transmitirlas en la más ancestral y hermosa tradición oral.

Un buen día Ndiawar Seck decidió que además de la voz, también los tambores le ayudarían a contar esa historia. Y que no se iba a limitar a contarla solo en su tierra y a sus paisanos, sino que se iba a lanzar al mundo con la misión de contar, cantar, y lograr que muchas voces se unieran a su cuento y a su canto, y que esa unión facilitara la de todos los pueblos.

Ndiawar Seck lleva muchos años paseando por los centros culturales de toda Europa su arte y sus enseñanzas, especialmente en España donde actualmente reside, y donde fundó otro grupo: “Chapa Choly” (Pájaro Mensajero en wolof, un nombre que ya deja clara toda su intención) y que terminó convirtiéndose, en agosto de este mismo año, 2019, en una asociación sin animo de lucro, con el objetivo de elevar aún más el sonido de la voz y los tambores de África en el mundo, y enseñar además esos ritmos, bailes, acrobacias, cuenta-cuentos, talleres para escolares, y ayuda a otros artistas… pero sobre todo de convertirse en embajadora de toda una filosofía de entendimiento, y aproximación entre los pueblos a través de la universalidad de la música.

“Los tambores hablan. Transmiten mensajes. Siempre lo han hecho”. “Con ellos se llama al curandero, se anuncia el nacimiento de un niño o se advierte de un peligro. Cada ritmo es una señal”.

Quien así habla es Ndiawar Seck, creador del grupo “Tambours du Ndiambour”, así como de “Tambours Magiques du Senegal”. Artista, músico, escritor, humanista… y como su padre, Mbol Seck, que fue durante años el tambor mayor de Louga y uno de los más grandes percusionistas que ha dado Senegal, o como su abuelo y todos sus ancestros, también un griot.

Los griot son la casta senegalesa encargada de guardar en su memoria la historia de las familias africanas, y de transmitirlas en la más ancestral y hermosa tradición oral.

Un buen día Ndiawar Seck decidió que además de la voz, también los tambores le ayudarían a contar esa historia. Y que no se iba a limitar a contarla solo en su tierra y a sus paisanos, sino que se iba a lanzar al mundo con la misión de contar, cantar, y lograr que muchas voces se unieran a su cuento y a su canto, y que esa unión facilitara la de todos los pueblos.

Ndiawar Seck lleva muchos años paseando por los centros culturales de toda Europa su arte y sus enseñanzas, especialmente en España donde actualmente reside, y donde fundó otro grupo: “Chapa Choly” (Pájaro Mensajero en wolof, un nombre que ya deja clara toda su intención) y que terminó convirtiéndose, en agosto de este mismo año, 2019, en una asociación sin animo de lucro, con el objetivo de elevar aún más el sonido de la voz y los tambores de África en el mundo, y enseñar además esos ritmos, bailes, acrobacias, cuenta-cuentos, talleres para escolares, y ayuda a otros artistas… pero sobre todo de convertirse en embajadora de toda una filosofía de entendimiento, y aproximación entre los pueblos a través de la universalidad de la música.

¿Por qué no ser rebelde?
Tenía hambre y sed trabajando por ti. Tenía así fuerzas para pelear o denunciarlo. Me atabas pies y brazos y mi mente oscura estaba. Mis hijos presentes…, me insultabas.
¿Por qué no voy a ser rebelde?
África, ¡escúchame! África. África, dime África. África, ¿eres, entonces, tú, madre de la humanidad? África… mi África.
Soy tu grito que te canta y te cuenta. Por mi voz, por las cuerdas de mi kora, por mis dedos de metal cuento la historia de África.
Vi nacer la humanidad. Vi pasar la esclavitud, la colonización, el apartheid. África, dime, África, ¿eres, entonces, tú la madre de la Humanidad?
Goree, cuántos barcos llenaron de tus niños para misiones, Misissipi, Alabama, La Habana… África, los barcos de ayer son los cayucos de hoy.
África dime África, ¿eres, entonces, tú la madre de la humanidad?

Ndiawar Seck
Diarama
Gracias, de todo corazón

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mismas y de nuestra política de cookies. Haz clic en el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies